Conoce Tus Carnes...

Conoce Tus Carnes...

Hoy presentamos: El Cerdo.

¿Sabías que el cerdo es el animal que más se aprovecha en la carnicería?Prácticamente todas sus partes pueden cocinarse o aprovecharse, pero tranquilo, esto es para empezar y para no saturar, te hablaremos sólo de las principales:

1. Cabeza:

Aquí englobamos todas sus partes, ya que son deliciosas; La oreja se come frita y en encurtidos, la trompa muchas veces se utiliza para preparar pozole y todos los productos de casquería como sesos o la lengua, se usan para platillos populares.

2. Papada:

Es una excelente fuente de tocino. También se utiliza para preparar gelatinas cárnicas. Prueba mezclarla como el ingrediente que aporte la grasa en tus hamburguesas.

3. Aguja:

Se vende entera para asar, pero lo más común es adquirirla en chuletas, es muy magra y de excelente sabor.

4. Paleta o paletilla:

Se vende picada para hamburguesa, en trozos para hacer brochetas o estofados y en filetes, para acompañar con salsas o simplemente con ajo y perejil. Puedes hacer un delicioso Pulled pork  con ella.

5. Codillo:

Se suele hacer asado, tiene un sabor fuerte, es muy aromático, contiene abundante grasa y cuando se prepara es necesario que se esté cociendo durante varias horas.

6. Manitas:

La falta de carne en las patas lo compensan con sabor. Esta parte es ideal para hacer estofados como las deliciosas patitas curtidas o fritas.

7. Panceta / Pancita:

Es una de las zonas más grasas del cerdo, esencial en charcutería. Para hacer barbacoas es deliciosa, así como frita, para saltear, o como ingrediente de un relleno. La grasa que desprende es única para dar más sabor, de aquí también se obtiene tocino. Prueba hacerla en Porchetta.

8. Chuletas:

De la parte media del lomo salen estas piezas consideradas de 1ª categoría. Se pueden freír, hacer en salsa o a la parrilla.

9. Lomo:

De aquí se obtiene lo más magro del cerdo, por lo cual puede llegar a ser un poco dura si no se marina o asa correctamente. Se puede asar, rellenar y estofar. También encontramos aquí el solomillo, piezas exquisitas y muy jugosas. También de aquí procede la cinta de lomo y el lomo curado o embuchado. Te recomendamos que pruebes diferentes marinados y cocciones lentas o ahumados.

10. Jamón:

Si se trata de un cerdo ibérico, esta es la mejor parte pues de aquí sale el famoso Jamón Ibérico o Serrano, considerado de  categoría. En caso de ser un cerdo común, de aquí se desprende el jamón regular considerada la parte más consumida a nivel mundial.

11. Costilla:

La combinación perfecta entre carne magra y carne con grasa. Las costillas de cerdo tienen mucho sabor y por eso son las estrellas en la parrilla. Una cocción lenta, hará que la carne se desprenda como mantequilla del hueso. 

Recuerda que la carne de cerdo puede llegar a ser portadora de varias enfermedades si no es tratada de forma correspondiente y por lo tanto, no debe ser cocinada en término. La Norma oficial Mexicana (NOM-093-SSA1-1994) recomienda cocer la carne a mínimo 66°C en su temperatura interna, mientras que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) recomienda una cocción mínima de 62.8°C para cortes y 71.1°C para carnes molidas.

Para ahumar te recomendamos maderas más suaves como de nuez, maple, cerezo o durazno.

¿Cuál es tu parte favorita? Cocínala con nuestros accesorios y no dudes en contactarnos si tienes cualquier duda, estamos para ayudarte. 


Dejar un comentario